Una carta para mis amigos introvertidos: Ser introvertido es mejor de lo que suena

Cuando hablo de introversión, es sólo una de las aristas de nuestra personalidad. No corresponde al 100% de nuestra personalidad, pero sí significa que tenemos preferencias a ciertas cosas más que a otras.

Nótese que digo “preferencias”. Las personalidades introvertidas y extrovertidas son una suerte de preferencias que tienen hacia una u otra cosa.

Yo personalmente vengo aquí a defender a los introvertidos, que suelen verse como personas que no quieren ninguna interacción social, quedarse en sus cuartos y simplemente existir con la compañía de alguna buena serie o un buen libro (en serio, si tienes un amigo/a introvertido/a de seguro habrá dicho que no a alguna junta simplemente para estar tranquilo/a en casa, no lo culpes).

Debo también admitir que soy un introvertido que tuvo que aprender a ser extrovertido, algo que podríamos denominar como Ambivertido, una extraña mezcla. Pero si me preguntas, prefiero quedarme sentado todo el día haciendo mis cosas y leyendo. No me juzgues.


Pero si eres introvertido, el artículo que ahora lees es para darte aliento de que está bien quedarse en casa, está bien elegir estar solo. Y de hecho, hay cierta ventaja frente a las personas extrovertidas.

La ventaja más fuerte que veo es la siguiente:


Podemos encontrar dicha, seguridad y confort mucho más fácil que una persona extrovertida.


Aquí viene una verdad que he podido ir comprobando sobre todo teniendo en cuenta que estamos todavía viviendo una pandemia. Las personas extrovertidas tienen difícil encontrar interacciones sociales. Créeme, no les es fácil encontrar actividades para salir, no les es fácil recargar sus baterías sociales. Están lamentablemente en desventaja.


Aquí los introvertidos tenemos esa ventaja: encontrar este espacio de “recarga” es más fácil que para los extrovertidos. Siempre tendremos nuestro cuarto, nuestros audífonos con nuestra música favorita, siempre tendremos nuestro espacio seguro en cuánto lo necesitemos.


Recuerda lo siguiente:

Las personas introvertidas cargan sus baterías sociales estando en casa, y se descargan en ambientes sociales; las personas extrovertidas necesitan ir al mundo e interactuar para cargarse, y se estresan e inquietan cuando no pueden salir.


Naturalmente hay extrovertidos y extrovertidos, e introvertidos e introvertidos. Pero lo importante es saber qué nos hace felices, es reconocer que a pesar de que los denominados introvertidos, tenemos también una riqueza interior y la posibilidad de encontrar fácilmente estos espacios de recarga.


A eso le llamo yo, el poder de los introvertidos.


Bienvenido al club.


¿Qué opinas de esto? Escríbemelo en los comentario.

7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

No es sorpresa que hemos sido inculcados a buscar siempre tener la razón. Tanto es nuestro deseo de tenerla, que podemos llegar a extremos en donde buscamos cualquier justificación para tenerla si no

fondoo.jpg

¿Quieres meditar en grupo con nosotros?

Te presentamos...

6am.cl es una plataforma de meditación a las 6:00 de la mañana todos los martes y jueves. 
Inscríbete directamente desde nuestra página web.